Que el ajo «no repita»

Todos sabemos que el ajo es un poco traicionero, especialmente cuando se utiliza crudo o poco cocinado.

Provoca que su perfume permanezca en el estómago durante mucho tiempo, contribuyendo a la producción de gas, pequeñas molestias, etc... En fin... es la famosa expresión «el ajo se repite».

Parece ser que el causante de este efecto, es entre otros, la alicina, el compuesto que dota al ajo de gran parte de sus propiedades. La alicina como tal no se encuentra en el ajo crudo, sino que éste contiene en realmente aliina, un derivado de la cisteína, y que cuando el ajo se corta, se machaca o se digiere, sufre una transformación enzimática que termina convirtiéndolo en alicina.

Bueno... el misterio es que parece que la aliina y los otros compuestos responsables del perfume y las propiedades del ajo se encuentra en mucha mayor concentración en la raíz del ajo, así que para disminuir el «efecto repetición» cuando utilizamos el ajo crudo o poco cocinado (ej.: salteado, etc.) se puede eliminar la raíz con una puntilla antes de utilizarlo.

Sin embargo, ésto no es necesario si el ajo se cocina (ej: en un guiso). En ese caso, el ajo pierde buena parte del «efecto repetición» debido a que éstas sustancias parece ser que pierden sus propiedades con el calor.

Leer más...
 
Patatas fritas crujientes «a la francesa»

Hace tiempo me contaron un truco para que las patatas fritas, cortadas de cualquier manera (en láminas, como las de la foto, o en bastones, o de cualquier otra forma), quedaran bien crujientes siempre. Me dijeron que ésta forma de freir las patatas se llamaba "a la francesa".

El truco consiste en freir las patatas en dos pasos. En un primer paso se frien las patatas en abundante aceite bien caliente, y se sacan cuando ya están cocidas, pero todavía no se les ha formado corteza de ningún tipo ni han tomado color. Se reservan y se dejan enfriar un poco (entre quince minutos y media hora). Después, se vuelve a calentar el aceite y se van "refriendo", pero esta vez en pequeños puñados y durante apenas unos pocos minutos. En esta segunda cocción en aceite es cuando formarán corteza crujiente ;-)

Leer más...
 
Bechamel rápida con microondas [Falta foto]

A ver si un día me acuerdo de poner aquí una foto :-D

 

La bechamel es una salsa deliciosa, pero cuando vamos con prisas da un poco de pereza hacerla.

Podemos conseguir un resultado bastante aceptable en unos minutos con el microondas.

Leer más...
 
Patatas para guarnición «ni fritas ni hervidas»

Las patatas fritas o hervidas para guarnición ya están muy vistas, y además las patatas fritas son un poco pesadas por la cantidad de aceite que cogen y las hervidas un poco aburridas.

Bueno... hacer las dos cosas da un resultado mucho mejor.

Coge unas patatas y córtalas rodajas gordas. Las ponemos a hervir con un poco de sal y si te apetece, alguna yerba, como laurel.

En cuanto estén hechas -unos 10 o 15 minutos... ojo a no pasarnos o se nos desharán- las sacamos y en una sarten grande echamos un chorrito de aceite de oliva... Si nos apetece, podemos rehogar un par de dientes de ajo en el aceite para darle sabor. Doramos cada rodaja de patata y ya está. Más ligeras que las fritas y mucho más sabrosas que las hervidas.

Leer más...
 
Azucar vainillado

Si quieres tener azucar vainillado casero, no hay nada más sencillo. Coge unos 100g de azúcar y ponlos en un recipiente hermético. Coge una vaina de vainilla y rájala de arriba a abajo y colócala dentro del azúcar. Al cabo de una semana el azúcar habrá tomado el aroma de la vainilla.

La vaina se puede reutilizar unas tres o cuatro veces más hasta que pierda por completo su aroma.

Leer más...
 
Cómo hacer azucar glass

El azucar glass no es más que azúcar muy molido. Comprarlo es muy caro y además algunos llevan algún aditivo para que no se apelmace.

Se puede hacer perfectamente cuando se va a utilizar moliendo el azúcar en un molinillo de café -es lo que yo hago- o un robot de cocina.

Leer más...
 
Previo12Siguiente

Síguenos en Facebook