Crema de cebolla y miso

Crema de cebolla y miso

Un sabor realmente sorprendente. El miso es una pasta fermentada a partir de la soja, y en algunos casos incorpora otros ingredientes. Puedes encontrarlo en cualquier tienda de alimentación asiática, y también en algunos supermercados.

Hay distintas variedades de miso (blanco, negro, rojo...) Es cuestión de probar, a ver cual te gusta, aunque, en general... cuanto más oscuro, más fuerte sabe. Nosotros hemos utilizado miso blanco -o claro-, que no es blanco... es de un color marrón no muy intenso. El sabor recuerda ligeramente a la salsa de soja, pero es distinto, y mucho más cremoso. Aunque lo venden también deshidratado en polvo, creo que el resultado con la pasta es más adecuado.

Ingredientes:

Para dos personas:

  • 1 cebolla (fresca, a ser posible) no muy grande
  • 1 patata grande (o 2 pequeñas)
  • 1 cucharada de misoMiso claro en pasta
  • 1/2 cubito de caldo de verduras
  • 2 vasos de agua
  • Un poco de aceite de oliva

Preparación:

Cortamos las cebollas, y picamos la patata en trozos finos.

Ponemos en la sartén un chorrito de aceite, y cuando esté caliente, echamos la cebolla y la patata, y lo sofreimos todo unos minutos hasta que coja color. Entonces, en la misma sartén, echamos un vaso de agua, el miso y el medio cubito de caldo de verduras. Tapamos y dejamos que se cueza todo al vapor a fuego lento unos 12-14 minutos.

Crema de cebolla y miso 1

Pasado ese tiempo, echamos todo al vaso de la batidora, y trituramos con un poco más de agua (como un vaso más). Si no quieres que pierda el calor, calienta ligeramente el agua. También puedes hacerlo con leche vegetal o nata vegetal para darle más cremosidad.

 

 


 

Síguenos en Facebook