Leche de soja

Leche de soja (vaso)

La leche de soja se puede hacer en casa. Tan solo necesitamos unos granos de soja y un poco de tiempo.

La soja es una leguminosa bastante nutritiva. De ella se pueden elaborar multitud de productos muy variado, como la salsa de soja, el tofu o las bebidas de soja (a las que comunmente se les llama leche de soja).

Soja amarilla. Habas secasSoja amarilla. Habas remojadas.Bueno... hoy vamos a hacer ésta última a partir de habas secas de soja. Las habas secas de soja son de color amarillo, más o menos esféricas, y miden entre 5 y 7 mm. Cuando se ponen a remojo durante unas horas, se rehidratan y recobran el tamaño original, que es prácticamente el doble, pero no conservan la forma redonda de cuando están secas, sino que recobran su aspecto alargado original.

No obstante, hay que decir que hay otros dos productos en el mercado, que a menudo tienen la denominación de soja, y no lo son. Se trata, por un lado de la judía mung, que se comercializa como soja verde, y a la judía azuki, que se comercializa como soja roja. Quizá por ello, algunos comerciantes denominan a la auténtica soja como soja amarilla.

Bueno... pues vamos al tajo. Por cada 100 o 125g de soja seca sale aproximadamente 1 litro de bebida... Es decir, con un paquete de medio kilo, salen entre 4 y 5 litros. Si te gusta flojita de sabor, hasta 6 litros. Debemos dejar la soja a remojo al menos 8 horas. Si es un poco más (hasta 24, no hay problema). Si es posible, cambia el agua al menos una vez. La soja -y otras legumbres y verduras- contienen unas substancias llamadas saponinas que no son especialmente digestivas en altas concentraciones para los humanos. El remojado y cambio de agua ayuda a eliminar una parte, pues se cree que la concentración más grande está en la piel.
También ayudamos a eliminarlas y neutralizarlas con un escaldado y con la cocción.

Ese es uno de los motivos por los que la soja -y otras legumbres- no se suelen consumir crudas por los humanos... Siempre se la cuece (como en el caso de la leche, o el tofu), se hacen otros procesos, como la fermentación (en los yogures o la salsa de soja).

Ingredientes:

Para unos 3 litros:

  • 250g de soja amarilla (pesados en seco), que habremos puesto a remojar al menos 8 horas, cambiando el agua alguna vez
  • 4 litros de agua (si... uno más).
  • sal

Preparación:

En una olla grande ponemos a hervir el agua.

En un bol aparte, ponemos la soja escurrida y enjuagada. Vamos a escaldarla.

Cuando el agua esté hirviendo, paramos un momento el fuego, sacamos aproximadamente medio litro con mucho cuidado y lo vertemos sobre los granos. Los tapamos con un plato y los dejamos un minuto.

Leche de soja, cociendo (con espuma)Pasado el minuto, escurrimos y tiramos el agua de las habas de soja, y echamos las habas a la olla, todavía apartada del fuego, que contendrá el agua caliente. Ponemos también una pizca de sal -media cuacharadita pequeña, unos 2-3 gramos-

Con un brazo batidor resistente al calor, y que no ralle la olla, trituramos directamente las habas en la olla con el agua caliente, todo lo que podamos. Hay que hacerlo con cuidado de no quemarnos, y tampoco rallar la olla.

Leche de soja, cociendo (sin espuma)Cuando esté lo más triturado que podamos, lo ponemos de nuevo al fuego, llevamos a ebullición y dejamos hervir unos 20 a 30 minutos, removiendo, sobre todo al principio. La cocción hará que salga mucha espuma -las saponinas-, que además dejarán un sabor no muy agradable. Si ves que la espuma va a rebosar por la olla, a pesar de remover, aparta un momento del fuego, para que baje.

La bebida está lista cuando puede hervir sin apenas generar espuma. Entonces, ya podemos apagar el fuego, dejarla enfríar y colarla con un colador de tela.

 

Nosotros aprendimos a hacer leche de soja con la Dimensión Vegana


Okara de sojaLa soja triturada y cocida que queda en el colador se suele denominar okara. Tiene un sabor muy neutro y agradable, y sirve para hacer todo tipo de platos, como galletas, o  hamburguesas o salchichas.


Algunas leches comerciales son ligeramente dulces o van ligeramente aromatizadas. Los últimos minutos de cocción son ideales para añadir una pizca de azúcar y, si queres, una punta de vainilla, o una gota de esencia artificial de vainilla.

 

 


 

Síguenos en Facebook