Paella de alcachofas

Paella de alcachofas

Ingredientes:

Para 4:

  • 5 o 6 alcachofas, solo el corazón, cortado en trocitos.
  • Medio pimiento rojo, cortado en tiras o trocitos.
  • Un tomate grande rallado
  • 1 litro de caldo de verduras (o 2 pastillas de caldo concentrado)
  • Un poco de aceite de oliva
  • SalPaellero carmencita
  • Azafrán, pimentón (media cucharadita), clavo molido (una pizca)
    • ... o medio sobre de "paellero carmencita", que es una mezcla de especias para paella.
  • Cuatro dientes de ajo
  • Dos vasos de arroz

Preparación:

Retiramos las hojas exteriores de la alcachofa, y nos quedamos con la parte blanda, que partiremos en trocitos de no más de 1 cm de grosor, y los reservamos.

Vamos a quemar los ajos antes de empezar, para que la paella coja sabor ahumado. Desgajamos los dientes de ajo, y, sin pelarlos, les hacemos una pequeña incisión en un costado. A fuego vivo, ayudándonos de unas pinzas o algo similar, tostamos la piel del ajo unos instantes.

Cuando ya lo tengamos tostado, ponemos una sartén al fuego con dos o tres cucharadas de aceite y doramos los ajos (incluida su piel tostada).

Retiramos los ajos y reservamos. Ahora doramos las alcachofas y el pimiento rojo, cortado en tiras o trocitos en el mismo aceite unos minutos. Nuevamente, las sacamos y reservamos.

Luego añadimos el arroz (crudo), que rehogaremos en el aceite que quede, dos o tres minutos, removiendo bien. Si las alcachofas y el pimiento se llevaron mucho aceite, añadimos una cucharadita más.

Ésta operación se hace para tostar ligeramente el arroz y sellar un poco su parte exterior. Añadimos el tomate rallado, y removemos bien, para que se mezcle con el arroz.

Ahora echamos en la sartén: las alcachofas con los pimientos y los ajos, que teníamos aparte, y cuatro vasos de caldo de verduras (o cuatro vasos de agua y dos pastillas de caldo concentrado) Añadimos también las especias (o el paellero).

Removemos y esperamos a que hierva.

Cuando hierva, bajamos un poco el fuego y lo dejamos unos 17 minutos en total. Los dos o tres últimos minutos, podemos subir un poco el fuego, para que se tueste el fondo.

Apagamos y dejamos reposar bien tapado (sin que se escape el vapor) cinco minutos. Éste reposo es imprescindible para que el arror termine de absorber el agua que quede.

 


Quizá te interese también:
 

Síguenos en Facebook