Patatas con recuerdo canario.



Nuestra amiga Naloy nos regala una de sus recetas. Nos dice que es un plato estupendo cuando se tiene que cocinar para mucha gente porque gusta a todo el mundo y requiere el mínimo esfuerzo. Consiste en unas patatas asadas al horno con una salsa que intenta ser lo mas parecido al mojo picón de los Canarios. Además, la salsa que sobra se conserva en la nevera mucho tiempo.

Naloy nos señala que ya que las patatas en la península no las vamos a encontrar igual que en las islas, nos recomienda comprar las catalogadas como de "guarnición" o las más pequeñas que podamos encontrar.

Ingredientes:


Para 6 personas:
Para las patatas:

  • 2 kg. de patatas de "guarnición"
  • Sal de hornear

Para la salsa:

  • 1 cabeza de ajos
  • 1 pimiento choricero o una ñora
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 pizca de comino
  • 2 guindillas
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 5 cucharadas de vinagre
  • 1 vaso de agua
  • sal


Preparación:



El primer paso es precalentar el horno a 220º unos 10 minutos. A continuación, ponemos las patatas, previamente lavadas y escurridas, en la bandeja del horno, las cubrimos con sal y salpicamos un poco de agua por encima.



A continuación las metemos al horno a 200ºC durante 1 hora como máximo. El resultado que obtendremos tras limiparles la sal es este. Unas patatas jugosas y en su punto de sal.



Mientras las patatas estás en el horno podemos preparar la salsa. El primer paso es abrir los pimientos, despepitarlos y sumergirlos en agua hasta que se reblandezcan. Una vez están blanditos, mezclamos todos los ingredientes excepto el agua y los pasarmos por la batidora. Cuando la salsa haya adquirido una textura fina, añadimos el agua y mezclamos.

Se sirve la salsa en una salsera, para que cada uno se ponga a su gusto.


 

Síguenos en Facebook