Pan con masa madre al soplete

Un pan de mucha miga suave, esponjosa, y una corteza delicada y tostada producida con un soplete después de la cocción.

Ingredientes:

  • 1 taza de masa madre (unos 125 ml)
  • 4 tazas de harina de fuerza del mismo volumen
  • 1 taza de agua que no esté fría y sin cloro (aproximadamente)
  • 1 cucharadita de sal
  • 4 g de levadura fresca de panadería (la quinta parte de lo que pondríamos normalmente. Podría usarse levadura seca, pero reduciendo en igual proporción la cantidad

    Preparación:

    Básicamente la misma de siempre: amasar todos los componentes unos minutos hasta formar un pastón manejable y no muy duro. (Las medidas son orientativas. Si queda un pastón casi líquido, añade harina... si queda muy compacto, añade agua).

    Dejar reposar una media hora y hacer un segundo amasado, o bien utilizar una máquina panificadora con el programa más largo que tenga.

    La única precaución: queremos que el pan forme el mínimo de corteza posible, así que:

    • Si lo hacemos en horno convencional, no estará muy fuerte (a unos 200º), y mantendremos la máxima humedad dentro del horno. Ésto se puede hacer introduciendo en el horno un cacharro de barro o metal lleno de agua hirviendo junto con el pan. En cuanto el pan esté hecho por dentro lo sacamos. Es decir, menos tiempo del habitual: yo sugeriría entre 35 y 45 minutos.
    • Si lo hacemos en máquina panificadora, selecciona el nivel de tostado al mínimo. Incluso, yo sacaría el pan unos diez minutos antes de que el programa termine.

    Finalmente, y con el pan recién sacado del horno o de la panificadora, lo colocamos sobre una rejilla y sopleteamos la superficie formando la corteza en ese momento (también por abajo).

     


  •  

    Síguenos en Facebook