Sirope de chocolate rápido

Salsa de chocolate rápida

De vez en cuando apetece algo pringoso, como por ejemplo un gofre con chocolate. Sin embargo, los siropes de chocolate que se pueden encontrar comercialmente disponibles, a menudo dejan mucho que desear.

No obstante, el chocolate tiene una curiosa propiedad: si estamos fundiendo chocolate (al baño maría o al microondas), la humedad puede hacer que el resultado no sea satisfactorio... sin embargo, al mezclar chocolate fundido con agua caliente en buena proporción (más que un poco de humedad) podemos lograr una salsa muy suave, agradable y estable durante bastantes horas (creo que tiene que ver con que se produce una emulsión entre la manteca de cacao y el agua).

Esa propiedad es la que vamos a aprovechar para hacer una salsa, sirope o jarabe de chocolate muy rápidamente y con un intenso sabor a chocolate.

 

Ingredientes:

  • Chocolate en pastillas
  • Agua suficiente para cubir totalmente el chocolate.

Preparación:

Simplemente ponemos a hervir el agua sola... al fuego o al micro, lo que sea más cómodo. Echamos el agua sobre el chocolate o al revés... el chocolate dentro del agua hirviendo (ya retirada de la fuente de calor).

Dejamos el chocolate dentro del agua hirviendo entre medio minuto y un minuto (dependiendo del grosor de la tableta). Será suficiente para que el calor penetre en todo el chocolate.

Luego, con cuidado, tiramos casi toda el agua, simplemente inclinando el recipiente. El chocolate permanecerá en el fondo. Removemos enérgicamente hasta que agua y chocolate liguen y ya está.

Si dejas más agua, la salsa saldrá más fluida. Si dejas menos, más espesa. Así, a ojo, si dejas cuatro veces menos agua que chocolate sale una salsa espesa... Si dejas la mitad de agua que de chocolate sale una salsa fluida, tipo sirope o jarabe. Si dejas la misma cantidad de agua que de chocolate sale una salsa casi líquida, tipo sopa. Es cuestión de probar.