Mo-chis / Daifuku, con el micro

Mochis

El mo-chi (del chino) o daifuki (del japonés) es un bocado oriental dulce, que tradicionalmente se ha preparado con arroz glutinoso cocido. Son unas bolitas o varitas de pasta elástica y con rellenos dulces de distintos sabores, aunque quizá los más populares sean los rellenos de anko, una pasta dulce obtenida a partir de las judiás de tipo azuki -que son algo dulces-, y de pasta dulce de sésamo negro.

En los supermercados de comida oriental se pueden encontrar mochis de varios sabores:

Mochis de supermercado de productos orientalesMochi de pasta de cacahuete

La cajita de arriba tiene -de izquierda a derecha- dos de pasta de cacahuete dulce (es el que se ve también en la foto de la derecha), dos de pasta de judía azuki dulce (anko -en japonés-), y otros dos de pasta de sésamo.

Los de la foto de aquí abajo tienen otra forma y están rellenos de taro (los rojos -el taro es un tubérculo-), de pasta de sésamo (los del centro) y de pasta de judías mung (los verdes).

Mas mochis

Bueno... Hay muchas formas de preparar éste tipo de dulce. Nosotros vamos a hacerlos a partir de la harina de arroz glutinoso, que requiere bastante menos premeditación que hacerlo directamente con el arroz. También vamos a utilizar el microondas para cocer un poco esta harina, en lugar de otros procedimientos más tradicionales -como el vapor-. El resultado no es igual, pero es igualmente satisfactorio.

No vale la harina de arroz de otra variedad: debe ser de arroz glutinoso. Ésta harina también se encuentra en los supermercados orientales.

Harina de arooz glutinoso

Ingredientes:

Para 6 mochis:

  • Media taza de harina de arroz glutinoso
  • 1/4 taza de agua
  • Una cucharada de azúcar
  • Fécula de maíz (para ayudarnos a  amasar)

Para los rellenos: Lo que tú quieras. Nosotros vamos a utilizar:

  • Crema de chocolate, comprada o hecha en casa.
  • Mantequilla de cacahuete
  • Yōkan (gelatina vegetal de judía azuki) -también de los super chinos. Es como el anko, pero gelatinizado-... simplemente lo tenemos por casa.

Preparación:

Vamos a preparar la masa: echamos la harina de arroz glutinoso en un bol, y poco a poco, vamos echando el agua, removiendo hasta obtener una papilla espesa. No eches toda el agua de golpe, por si es demasiada y se nos queda muy líquido. Ve echando y removiendo, y deja de echar agua en cuanto consigas la papilla:

La papilla de harina de arroz glutinoso con azúcar y agua.

Ponemos la papilla en un recipiente apto para microondas, y calentamos, tapado, durante un minuto. Comprueba que la papilla se ha convertido en una pasta elástica, totalmente cocida, si no es así, 20 segundos más, y repite el proceso hasta que lo sea.

La consistencia que debe tener la masa es ésta de la foto: la estoy cogiendo con la punta de un cuchillo, y no se suelta ni fluye, pero está blandita y manejable:

La masa del mochi cocida

Deja enfriar unos cinco minutos, y mientras prepara un poco de fécula de maíz, que nos va a servir para espolvorearla sobre la masa, sobre nuestros dedos y sobre una superficie de trabajo.

Cuando la masa esté tibia, la cortamos con ayuda de un cuchillo o unas tijeras de cocina en pequeñas porciones, y espovoreando un poco de harina de maiz, tenemos que lograr pequeños rectángulos (para hacer mochis con forma cilíndrica) o pequeños círculos (si quieremos mochis con forma de bolita). Yo voy a por los rectángulos. La masa es muy elástica y tiene tendencia a volver a su sitio, así es que no me voy a esforzar demasiado en que salgan rectángulos perfectos (como puede verse en esta foto :-)

La masa del mochi estirada

Ahora, ponemos un poquito de relleno en el centro... Yo he puesto yōkan (calentado un poquito -la gelatina de judía azuki-), crema de cacao y mantequilla de cacahuete.

La masa del mochi con el relleno

y cerramos... Pellizcando un poco la masa, se adhiere perfectamente. Dejamos las marcas del cierre por debajo.

Por la parte de arriba decoramos con lo que pillemos: humedeces un poco la parte de arriba con una gota de agua y se vuelve pegajosa. Lo que espolvorees se pega.

En mi caso, azucar morena, cacao en polvo y semillas de sésamo.

Mochis

 

 

A partir de la pasta de arroz glutinoso, en japón se lleva la elaboración de éste tipo de pastelitos a otro nivel: echa un vistazo a imágenes de los wagashi.


 

Síguenos en Facebook