El removedor. Aka: la cuchara con agujero en medio

Es gracioso este instrumento.

Lo he puesto aquí porque hace tiempo alguien conocido me comentaba que tenía uno de estos en juego de utensilios para cocina, y que realmente no sabía para qué valía.

La repuesta es simple: para remover líquidos en una olla o un cazo, como un guiso o caldo.

A diferencia de una cuchara o cucharón, remover líquidos con este cacharro provoca mucho menos efecto "oleaje" en la superficie del líquido, reduciendo el riesgo de que el líquido se salga o salpique, y además, su forma prácticamente plana en la parte inferior (a la izquierda en la foto) permite remover bien en fondo, para evitar que la parte que está más en contacto con el calor se pegue.

Leer más...
 
La sorbetera o heladera doméstica, para hacer helados, sorbetes y granizados en casa

Ya llega el buen tiempo, y con él los helados, sorbetes, granizados y todo tipo de preparaciones heladas.

Aunque pueden hacerse en el congelador sin necesidad de ningún otro aparato, una sorbetera (o heladera) da una consistencia y plasticidad a las preparaciones dificiles de conseguir de otro modo.

El misterio está en remover constantemente mientras la preparación va ganando frío.

Leer más...
 
La vaporera. Cocinar al vapor.

La vaporera es un invento bien simple. Cuece los alimentos, especialmente las verduras, sólo con vapor, sin que entren en contacto directo con el agua. Comparado con la cocción tradicional (sumergiendo los alimentos en el agua), mantiene enormente el sabor y la textura, y dicen los que saben de nutrición, que también sus propiedades nutricionales, especialmente en lo referido a vitaminas y oligoelementos.

Leer más...
 
La máquina de hacer pasta

Hacer pasta fresca es muy fácil. Hay muchas recetas distintas de pasta, cuyos ingredientes principales son harina, agua y sal. No es necesario disponer de una máquina para hacer pasta... en realidad, basta con un simple rodillo, pero la verdad es que simplifica bastante el proceso. La máquina típica hace láminas planas, que pueden servir como punto de partida para elaborar ravioli, tortellini, canelone, lasagna... También corta tiras finas en dos tamaños: uno más fino, tipo spaghetti y otro más grante, tipo fetuccine o tagliatelle.

Leer más...
 


Síguenos en Facebook