• Inari sushi

    Un tipo de sushi algo menos usual.

  • Sopa de tomate con avena

    Lo mejor para entrar en calor.

  • Arroz a banda marinero

    Arroz con los sabores de la huerta y del mar.

  • Tarta de limón

    Sencillita, refrescante, ligera.

  • Filetes rusos

    Seguramente en Rusia no saben que aquí hacemos filetes rusos. Todo un clásico con sabor a ajo y perejil.

  • Mo-chis / Daifuku

    Pastelillos de arroz glutinoso con distintos rellenos, procedentes de Asia. Imposible comer solo uno.

  • Sopa de mijo, con shitake y puerro

    Un toque especial

  • Helado de melón con physalis al chocolate

    Increiblemente fácil y resultón

Rollitos de canela / Cinnamon Rolls / Kanelbullar

Rollos de canela 1

Un bollito dulce muy aromatizado, para la merienda. En Estados unidos los llaman Cinnamon rolls, y los toman cubiertos de distintas glasas, aunque parece que el bollo tiene su origen en el norte de Europa. Por ejemplo, en Suecia, que les llaman Kanelbullar. Nuestra versión, además de no utilizar ingredientes de origen animal, tampoco tiene mucha grasa ni mucho azúcar.

Ingredientes:

  • 300 gramos de harina, mejor si es de fuerza
  • 70 gramos de margarina
  • 4 cucharadas colmadas de azúcar para la masa y otras 2 para mezclar con las especias.
  • Leche de soja -u otra leche vegetal-(unos 120ml)
  • Levadura de panadería (1 sobre de si está liofilizada, o unos 15-18 gramos si está fresca)
  • Una pizca de sal
  • Dos cucharadas de canela molida
  • Una cucharadita rasa de jengibre en polvo (opcional)
  • Dos vainas de cardamomo (opcional)

Preparación:

Calienta un poco la leche vegetal, lo justo para que esté templada, a no mas de 35ºC. Disuelve en ella la levadura y una cucharada de harina. Lo dejamos reposar unos 10 a 15 minutos, para que la levadura se active. Se formará abundante espuma.


Hacemos una masa con el resto de la harina y la leche con la levadura, añadiendo el azúcar y la margarina. Amasamos bien durante unos minutos. Dependiendo de la harina que uses, puede que absorba un poco más o menos de liquido. Debes aplicar un poco el sentido común. Debe quedar una masa elástica y que no esté muy dura ni muy pegajosa. La dejamos reposar tapada, al menos una hora en un ambiente cálido. Ten preparada un poco más de leche vegetal -o agua- por si es necesario.

Pasado ese tiempo, la masa habrá crecido por efecto de la levadura. Volvemos a amasar un par de minutos, y luego la estiramos dándole forma rectangular.

Sacamos las semillas de cardamomo de las vainas, y las molemos bien. Las mezclamos con jengibre, canela y azúcar, y espovoreamos bien sobre el rectángulo de masa.

Rollos de canela 4

Enrollamos el rectángulo formando un cilindro.

Rollos de canela 3

Y cortamos el cilindro en rodajas, que ponemos de nuevo a reposar, ya en la bandeja de horno en un ambiente cálido para que aumenten de volumen.

Rollos de canela 2

Cuando hayan doblado su volumen, una hora o así, las pintamos con un poco de leche de soja mezclado con aceite, para darles lustre, y las espolvoreamos de azúcar si las quieres con algo más de color.

Las metemos al horno a 220ºC durante unos 35 minutos y ¡listo!

 


 

Síguenos en Facebook